El Disfrute de los Vinos de Jerez

Conservación y Servicio

Conservación

Cómo Almacenar los Vinos de Jerez

Seguir unas correctas pautas de conservación es esencial para que el vino sea disfrutado en su mejores condiciones. La enorme diversidad del Jerez hace que haya un vino para cada ocasión y para cada paladar.

Como cualquier otro vino de calidad, las botellas de vino de Jerez requieren un trato respetuoso, de manera que el vino sufra lo menos posible en su recorrido desde que sale de la bodega hasta que es finalmente disfrutado por el consumidor.

En general, el vino de Jerez no evoluciona favorablemente en botella; su peculiar crianza y envejecimiento están asociados a ese espacio fascinante que es la bota de madera, y una vez que lo abandona, el vino está ya en su momento óptimo de consumo y no debemos esperar una evolución positiva en el interior del envase. En general, pasado un cierto tiempo en la botella, podemos advertir una merma de algunas de las cualidades organolépticas del vino. 

El período máximo de permanencia en botella durante el que el vino mantendrá sus características originales dependerá del tipo de Jerez del que se trate, siendo lógicamente más delicados los vinos de crianza -Finos y Manzanillas- para los que la saca de la bota supone un cambio importante de "habitat", al quedar desprotegidos del velo de flor que los aísla de la oxidación. Por lo que respecta a los vinos de Jerez que se envejecen en contacto con el aire -Olorosos, Pedro Ximénez...- su nivel de estabilidad es muy alto, por haber experimentado ya en la bota un intenso proceso de oxidación. 

Vinos Jerez Sherry Wines Convervacion
Seguir unas correctas pautas de conservación es esencial para que el vino sea disfrutado en su mejores condiciones.

Como cualquier otro vino de calidad, las botellas de vino de Jerez requieren un trato respetuoso

 

En los últimos años las bodegas han incorporado importantes mejoras tecnológicas a sus procesos de embotellado, de tal manera que, incluso los vinos con crianza biológica, alcanzan a mantener todas sus cualidades organolépticas intactas durante períodos importantes de tiempo: los modernos procesos de filtrado o el uso gas inerte para sustituir al oxígeno que pueda eventualmente introducirse en la botella, son técnicas que permiten que los amantes del Jerez de todo el mundo puedan disfrutar de estos vinos como si estuviesen aún en la bodega.

En todo caso, será necesario respetar siempre unos ciertos períodos máximos de conservación en botella, después de los cuales comienza a haber una cierta evolución de algunas de las características organolépticas del vino.

Este proceso obviamente se acelera una vez que hemos abierto la botella; aunque en el caso del vino de Jerez no es absolutamente necesario consumir de una vez todo el contenido de la botella, el contacto directo con el oxígeno del aire que se produce al extraer el tapón produce una más rápida evolución de los cambios en el vino. 

 

Consejos Prácticos

  1. Una vez embotellado, vino está preparado para ser consumido. 
  2. Te recomendamos conservar las botellas en un sitio tranquilo, oscuro y sin oscilaciones térmicas ni vibraciones. 
  3. Es mejor que las mantengas en posición vertical, así reducirás la superficie expuesta a la oxidación. 
  4. Una vez abiertas, guárdalas con el tapón bien cerrado, y en el caso de Finos y Manzanillas siempre dentro del frigorífico. 
  5. Para que disfrutes de todas las cualidades del vino de Jerez es importante que lo consumas dentro de un periodo de tiempo prudencial. Esta duración varía según la tipología. 

A modo de indicación general, y siempre que las botellas se trasporten y almacenen con cuidado y sin grandes oscilaciones térmicas, podemos decir que estos períodos son los siguientes:

Fino / Manzanilla

  • Botella Cerrada - hasta un año 
  • Botella Abierta -   hasta una semana (*)

Otros vinos

  • Botella Cerrada - hasta 3 años 
  • Botella Abierta  -   hasta 2 meses (*)

VOS / VORS

  • Botella Cerrada Indeterminada 
  • Botella Abierta  3 meses

(*) Bien tapada y en el frigorífico

Servicio

El Arte de Servir Jerez

Servir de forma adecuada el vino de Jerez es un aspecto muy importante para disfrutar de todas sus cualidades. A continuación te damos las claves
para un correcto servicio de tu jerez favorito.

La copa para servir el vino de Jerez

El tradicional catavinos (si es suficientemente grande) es una copa ideal para el vino de Jerez a la hora del aperitivo o para los postres. Sin embargo, recomendamos una copa genérica de vino blanco de cristal fino, con un cáliz generoso que permita que el vino “respire” y con un tallo largo, de modo que no se nos caliente. Esta es siempre la opción más recomendable si vamos a disfrutar de los vinos de Jerez en la mesa, durante la comida. 

Nunca usar una copa pequeña (las mal llamadas “copitas” o “sherry glass”), pues no permiten que el vino se exprese en su plenitud. 

Temperaturas de servicio

Salvo para los finos y manzanillas, no existen reglas fijas de servicio, dependiendo más bien del maridaje buscado.  Sin embargo, damos aquí algunas recomendaciones generales:

Finos y Manzanillas

Siempre muy fríos, entre 5 º y 7 º C.

Pale Cream

Aproximadamente entre 7° y 9° C.

Otros Vinos

De crianza oxidativa y de cabeceo – entre 12º y 14º C

VOS y VORS

Aproximadamente a 15º C.

Jerez-Xérès-Sherry

Vinos de Jerez

TRADICIÓN, ARTE Y PASIÓN
Vino Generoso

Manzanilla

Vino Generoso

Fino

Vino Generoso

Amontillado

Vino Generoso

Oloroso

Vino Generoso

Palo Cortado

Vino Generoso de Licor

Pale Cream

Vino Generoso de Licor

Medium

Vino Generoso de Licor

Cream

Vino Dulce Natural

Moscatel

Vino Dulce Natural

Pedro Ximénez