Gastronomia / maridajez y recetas / Oloroso

La mezcla perfecta para un Oloroso

Maridalo con Oloroso

sherrywines-oloroso-inglass
img_20180929_182819.jpg

Cooking time: 30 min

Aunque parezca complicada, esta receta es muy sencilla. Muchos de los pasos se pueden realizar con antelación, así podrás relajarte y disfrutar de un vaso de Oloroso con tus invitados. El plato te preparará para el otoño inglés. Todos los ingredientes son locales y frescos, de esta manera ayudamos a los granjeros británicos. El Oloroso es un vino rico y complejo gracias a su envejecimiento en barricas de roble. Este vino proviene de tres regiones de Andalucía, sobre todo de Jerez de la Frontera. Si quieres conocer más detalles sobre los vinos de Jerez.

Ingredientes

Elaboración

La mezcla perfecta para un Oloroso

Tostar las verduras.

Encender el horno a 180ºC. Lavar la remolacha y cortarla en ocho partes cada una. Colocarlas sobre una bandeja y aliñar con dos cucharadas de aceite de oliva y una pizca de sal y pimienta. Cocinar durante 25 minutos y añadir las zanahorias, el ajo y el tomillo. Cocinar otros 25 o 35 minutos hasta que las remolachas y las zanahorias queden tiernas.

Para las bolitas de salchicha

Si usas salchichas, retira la piel. Pon la carne en un bol y añade las especias, sal y pimienta y remueve con las manos. Coge una cucharada sopera de la mezcla y haz una bola; con la mezcla podrás hacer unas 16 bolitas.

Espolvorea las bolitas con la harina. Empana las bolitas con huevo y pan rallado. Para que quede bien cubierto, repite en varias ocasiones el empanado con huevo y pan rallado.

En una sartén, calienta dos centímetros de aceite y fríe cada una de las bolitas hasta que se doren. Sácalas a un plato y quita el aceite sobrante con un papel de cocina. Después, coloca todas las bolitas en una bandeja de horno y cocina otros 10 minutos.

Para hacer la granola

Este paso lo podéis realizar un día antes y dejarlo reposar. Mezcla todos los ingredientes de la granola (la avena, el aceite y la miel) en un bol. Esparce la mezcla en una bandeja de horno y cocina durante 8-10 minutos a 180ºC. Cocina la granola hasta que esté dorada: cuando la saques del horno estará blanda, pero se irá endureciendo según enfríe.

Para hacer el puré de chirivía

Quita la parte superior e inferior de la chirivía. Córtala en pequeños trozos (no hace falta que quites la piel) y colócalos en una cazuela. Cubre con la leche y añade las hojas de laurel y la mantequilla. Deja que hierva y, después, bájalo a fuego lento. La cocción durará unos 20 o 25 minutos o, en su defecto, hasta que las chirivías estén tiernas. Deja que repose y retira las hojas de laurel. Utiliza un pasapurés para que no queden grumos.

Para hacer la salsa

Calienta el vino de Jerez en una cazuela hasta que hierva, añade la mantequilla y remueve hasta que se haya disuelto. Añade el caldo de pollo y remueve durante 5 minutos. Ahora, añade la mostaza mientras sigues removiendo y cocina durante 5 minutos. Añade la miel y deja que reduzca hasta que cubra la cuchara.

Mientras dejas que la salsa reduzca, corta la manzana en trozos finos y exprime el zumo de limón.

Para servir

En un plato hondo, servir 3 o 4 cucharadas de puré en círculo, dejando los bordes libres. Colocar la remolacha y las zanahorias y añadir 3 o 4 bolitas de salchicha. Después, añadimos la manzana verde, espolvoreamos la granola y servimos la salsa.

Coralie Strong

Autor , Reino Unido

sherrywines-oloroso-inglass

Servicio y Consumo

Oloroso y Gastronomía

La temperatura ideal de servicio del Oloroso es de entre 12º y 14º C.

El Oloroso, como su nombre indica, es un vino de enorme complejidad aromática. Su fuerte personalidad lo sitúa a la altura de platos con carácter ante los que despliega todo su potencial. Es el vino más apropiado para las carnes rojas y la caza.

Combina perfectamente con guisos de carne o estofados; especialmente con carnes gelatinosas como el rabo de toro o la carrillada. Excepcional maridaje para las setas, así como para los quesos muy curados.

  • Fresco y en copa de vino blanco

    Sírvalo entre 12 y 14º C en una copa de vino blanco.

  • Suave y persistente

    Ideal para acompañar sabores intensos y prolongar las sensaciones.

  • Ideal para disfrutar por copas

    Su estructura permite conservar las botellas abiertas durante meses.